miércoles, 21 de julio de 2010

Coco, el cantante argentino que se pone la albirroja


El estrafalario artista canta “No hay que discriminar” con La Tigresa del Oriente.

Hace un mes, una de las populares estrellas bizarras de Internet, la peruana Tigresa del Oriente, lanzó su nuevo video “No hay que discriminar”, junto al desconocido cantante Coco, que llamaba la atención por aparecer con una camiseta albirroja oficial. Ese video lleva 85 mil reproducciones.

Al buscar más sobre este Coco destaca “Paragua” (cover del “Umbrella” de la estadounidense Rihanna). El video tiene 505 mil vistas, y el joven intérprete lleva puesta la casaca paraguaya.

Sin embargo, la persona que aparece detrás de Coco es Ezequiel Comeron, nacido en Buenos Aires hace 31 años, y dirige el sello Plop Producciones, responsable de las Fiestas Plop en la capital porteña.

Comeron no tiene familiares paraguayos, ni visitó nunca el país: “Todavía no tuve la suerte de conocer Paraguay”, expresa. “Simplemente la canción pegó mucho acá y la camiseta me gusta muchísimo, esa es la única conexión”. Agrega: “Me gustaría traducir el ‘Paragua’ al guaraní”.

“La canción nació por la traducción del tema de Rihana, ‘Umbrella’, que en inglés significa paraguas. Acá en Argentina a los paraguayos algunas personas les dicen, a veces en términos cariñosos y a veces en términos despectivos, de esa manera. Lo que tratamos de contar en la canción con un poco de alegría es lo difícil que puede ser para una persona de otro país venir a comenzar una vida nueva a Buenos Aires”, explica.

“La canción ha tenido un muy buen recibimiento por la comunidad paraguaya que son excelentes personas, muy trabajadores y con un gran sentido del amor por la familia, y lo digo porque mucha gente viene a trabajar acá para mandarle dinero a sus pariente y yo considero que es un acto heroico”, señala el artista que define su estilo como reggae pop.

Problema serio

“El uno” y “En Ramos” (covers de éxitos en inglés) son sus otros cortes. Comeron estudió canto, diseño de indumentaria y teatro. Aunque no compone ni ejecuta ningún instrumento, empezó a cantar de pequeño con el coro de la iglesia de su barrio, y hace cuatro años se dedica profesionalmente.

“Sólo hago los lanzamientos a nivel digital porque, aunque tuve ofertas, como ahora los discos no se venden, las discográficas intentan recaudar con las presentaciones en vivo y prefiero autogestionarme, vender mis propias presentaciones y regalar mi música por internet”, detalla.

La colaboración con La Tigresa se dio a través de Plop Producciones, que llevó por primera vez a la cantante peruana a Buenos Aires, en mayo pasado, para dos conciertos que tuvieron mucho éxito, a sala llena.

“El video lo grabamos en simultáneo entre Perú y Argentina, una parte fue hecha en croma en un estudio y la otra en Plaza Miserere, que es una zona donde hay muchos inmigrantes de clase social baja que nos parecía pertinente para mostrar nuestro video en contra de la discriminación, que es un problema muy serio de la sociedad latinoamérica en estos días”, aclara.

En estos días, Coco arranca una gira por la provincia de Buenos Aires con su banda ¿Alguna presentación en Paraguay? “No, pero me encantaría”, responde.