martes, 15 de marzo de 2011

La Tigresa del Oriente llega a Venezuela


La cantante peruana que se dio a conocer a través del portal YouTube llegó a Venezuela para iniciar una serie de presentaciones en diversas ciudades de la nación

Muchos nunca imaginaron que además de apreciarla en el monitor de su computador podrían verla en vivo y directo. A lo largo de esta semana ese acontecimiento se hará realidad.

Judith Bustos, mejor conocida como La Tigresa del Oriente, ya se encuentra en el país para deleitar a todos sus seguidores con sus canciones y rugidos.

La cantautora de “Un Nuevo Amanecer” agradeció el agradable recibimiento por parte de sus “hermanos venezolanos” en su primer encuentro con la prensa venezolana.

Entre gran cantidad de medios y vistiendo de falda blanca atigrada, botas altas, camisa ajustada, su melena ahora rubia y con voz a veces ronca debido a cambios climáticos, La Tigresa comenzó a relatar cómo inició su carrera artística buscando realmente lograr su anhelo juvenil.

“Yo no soy una jovencita, soy una señora y esta vocación la llevo conmigo desde que nací y tengo uso de razón”, expresó la cantante de 66 años de edad. “Nunca es tarde para hacer lo que a uno le gusta. Nunca es tarde para ser feliz”, completó. La artista que afirma ser una mujer con compromisos como esposa, madre y profesional del maquillaje, asegura que se ve a sí misma como un ejemplo para alentar a todos aquellos adultos a no ser frustrados en la vida y llevar a cabo aquellas cosas que siempre quisieron ser cuando eran jóvenes.

“Mi primera canción, ‘Un nuevo amanecer’, la hice para darme un gusto”, comentó Bustos, explicando que luego de manera inesperada alguien subió su video a YouTube y sorpresivamente comenzó a recibir llamadas de medios internacionales y disqueras importantes que querían su colaboración.

“Me puse el nombre de Tigresa porque nací en la selva amazónica del Perú. Mis padres fueron muy humildes. De ahí en adelante yo creé todo lo demás. Me hice mi propio vestuario con tela atigrada”, respondió la intérprete cuando se le interrogó sobre su personaje. Tocando el tema de su vestimenta y teniendo en cuenta que lucía una falda muy corta con una camisa muy escotada, la peruana se defendió diciendo que todavía tiene encanto en su cuerpo. “Como dice el dicho: lo bueno se muestra. Yo creo que todavía lo puedo mostrar”, expresó.

Para sorpresa de muchos, Judith confesó que no maneja directamente su cuenta oficial en Twitter que tiene más de 39 mil seguidores. Aunque no tiene tiempo para atenderlo y no sabe usar del todo bien la computadora, afirmó que siempre está al lado de su asistente diciéndole qué responder a cada uno de los comentarios que su fanaticada le hace.

La cantante que tendrá presentaciones en Caracas, Maracaibo y Barquisimeto durante esta semana, se negó a contestar en la rueda de prensa qué duración tendrán sus puestas en escena. Sin embargo, en entrevista exclusiva para Sinflash.com semanas atrás, había confesado que cantaría 45 minutos y de tres a cuatro temas.

Antes de despedirse asegurando que es un hecho que visitará Israel este año para hacer honor a su tema “Qué bonito es Israel”, la intérprete dijo que muy probablemente regresaría en diciembre a Venezuela para un festival que se está organizando con la participación de otros artistas internacionales. Rumores dicen que entre los invitados podrían estar sus colegas Wendy Sulca y Delfín Hasta El Fin.

Sonriente y a veces un poco nerviosa, La Tigresa del Oriente dejó claro que está lista para deleitar a sus seguidores. “No hay edad para ser feliz”, sentenció la peruana para reforzar el mensaje que ella cree que representa, terminando la rueda con un poderoso rugido.