lunes, 26 de octubre de 2009

La Tigresa Del Oriente se defiende de Beto Ortiz



(Video Cortesía Enemigos Íntimos) La popular Tigresa del Oriente sacó las garras y decidió defenderse al sentirse maltratada por el periodista Beto Ortiz, en cuyo programa se difundió un reportaje donde un supuesto psiquiatria diagnostica a la artista problemas mentales.

Judith Bustos, más conocida cono la “Tigresa del Oriente”, le pegó al conductor Beto Ortiz en su programa de televisión, pues la cantante se exaltó debido a que el periodista emitió un reportaje donde un psiquiatra diagnostica que la artista tiene problemas mentales.

“Estoy muy resentida contigo Beto porque no puedes maltratar mi imagen. Yo soy una señora, madre de familia, esposa, ama de casa, que me gano la vida honradamente. Soy una persona totalmente sana. No tienes derecho de malograr mi imagen”, dijo Judith Bustos.

“Que ese psiquiatra que has buscado demuestre que estoy enferma”, dijo la “Tigresa del Oriente” tras exigirle al conductor que le pida disculpas públicamente. Finalmente, se paró de su asiento para pegarle y luego se retiró del programa antes que Beto mandara al corte comercial.

Al otro día

Visiblemente afectada, Judith Bustos, conocida como " La Tigresa del Oriente", precisó que está muy resentida con Beto Ortiz luego que un psiquiatra la llamara "vieja loca" en el programa televisivo del conocido periodista.

"Sé que me descontrolé (cuando le pegó a Beto), pero me ha hecho un daño psicológico al decir al aire que estoy loca. Yo tengo familia. Incluso, mi mamá, que tiene 80 años, me ha llamado preocupada para decirme qué pasa", indicó en el programa "El Francotirador" de Jaime Bayly.

El último viernes, Bustos golpeó a Ortiz porque le molestó que el espacio "Enemigos Íntimos" difundiera un reportaje en donde el psiquiatra Enrique Galli la diagnosticó con un trastornó bipolar con desórdenes de la libido.

Es así que " La Tigresa del Oriente" indicó que iba a demandar al profesional de la salud mental por expresarse mal de ella en la televisión.

Después de la pelea, Beto no dudó en dedicarle su columna "Pandemonio" en un diario local y decirle, fiel a su estilo irónico, que la estima.

1 comentario:

Martín dijo...

muy bien tigresa, bien hecho!