sábado, 28 de agosto de 2010

La Tigresa del Oriente habla sobre su ex-matrimonio


Detrás de la exitosa Tigresa del Oriente que se ganó el cariño del público por su peculiar estilo y que colapsó You Tube por las miles de visitas que recibe a diario está Judith Bustos. Una señora común y corriente que hace sus compras en el mercado de Palermo, en La Victoria (pide rebaja), que paga su 'luca' en la combi y que piensa conquistar el mundo con sus pegajosas canciones.

Judith es tan sencilla como usted o yo, que salta en un pie de alegría si está feliz y llora si tiene una pena en el corazón. Y sí que la tiene. Aunque no le gusta recordar pasajes tristes de su vida, la Tigresa más querida de Lima, Callao y balnearios se deschavó con Ajá y habló, tal vez, sobre uno de los momentos más nostálgicos que le tocó vivir a lo largo de los años.

-Cuéntanos, te casaste con tu pareja Manuel Dávila, te dio dos hijas, fuiste muy feliz, ¿pero qué pasó con él? Yo estaba trabajando, un día volví más temprano y lo encontré en mi cama con otra mujer.

-¿Teniendo relaciones sexuales? Sí, exacto.

-¿Qué hiciste? A él le pegué y a ella la boté de mi casa.

-Me imagino que habrá sido terrible...

Fue fatal, no se lo deseo a ninguna mujer.

¿Pensaste en quitarte la vida? De todo, pero no lo hice por mis hijas.

¿Lo perdonaste? Le dije "chao", pero después el señor regresó, me pidió perdón, ya no quería nada con él, son cosas muy duras que me tocó vivir, parte de la vida. Me dediqué a trabajar y criar a mis hijas. ¡Ay, Jackisita! Hay que mirar bien a los hombres porque si no sufres.

-¿Te costó volver a enamorarte? Estaba tan ligada al trabajo que no lo hice otra vez.

-¿Eso quiere decir que "no la ves"? Carlos Álvarez (a quien maquilla hace más de 20 años) me pregunta: "¿no te ves con Paraguay?"', me río nomás, le paso por alto las bromas porque es mi pata.

-¿Quisieras amar nuevamente? Claro, ¿por qué no?

-¿Cuál es tu tipo de hombre? Cariñoso, amable y fiel.

¿Has roto muchos corazones? En mi juventud sí. Tuve bastantes admiradores pero estaba muy pegada a la antigua, tenía miedo a los hombres porque mi hermana quedó embarazada muy jovencita, pensaba que todos querían sexo y les decía: "vete, vete porque me vas a hacer daño".

-¿Crees que a los chicos hay que conquistarlos por el estómago? Claro, soy una experta en la cocina. La comida de la selva me sale exquisita.

-¿Qué hay de cierto en que las mujeres de allá son fáciles? Así dicen porque usan ropa chiquita pero hace mucho calor. Las mujeres somos cariñosas nomás.

-Judith, gracias por la entrevista...

No, a ustedes, no se olviden de leer el diario más exitoso y entretenido. Ah, vengan a mi spa en la avenida Canadá que acabo de estrenar la zona de cosmiatría. Chao.

DATAZO Nació en un pueblo ubicado –según cuenta- a tres días de viaje adentro de Iquitos. Tiene un sinfín de pelucas y garras.

DATAZO Ajá la acompañó en la combi y recordó: "La gente grita: 'Tigresa, saca la plata del colchón y vete en taxi'".

Leyenda: "Una vez me dije: 'hoy o nunca, Judith, haz lo que te gusta', y así me lancé de cantante porque era un sueño de toda la vida", recuerda.

Leyenda: "Échame la edad que quieras, si es 80, '¡oh, qué conservada estoy!', 50 'no parece dirán'. No me molesta la edad, no pienso en ella", afirma mientras me peina.

8 años que encarna a la Tigresa

2 hijas: Jackeline y Jenny

1.52 mide la 'reina de YouTube'

Vía | Ajá